Ves al contingut. | Salta a la navegació

Seccions

Cuatro mujeres defensoras de los derechos humanos visitan Esplugues para explicar sus luchas

5 de octubre del 2017

Las historias reivindicativas contadas en primera persona tienen una gran fuerza, y más aún si se centran en los derechos humanos. Hace cinco años que el proyecto Ciutats Defensores dels Drets Humans da la oportunidad a varios municipios de Cataluña de conocer de primera mano las experiencias de activistas de todo el mundo. En Esplugues, el acto principal ha sido, como cada año, la charla y coloquio con los alumnos de los institutos, que se ha celebrado esta mañana.

Han participado cuatro activistas: Diana Avella, artista de hip hop colombiana que trabaja por la defensa de las vidas de las mujeres en Bogotá y en el ámbito rural, ha hablado contra "los que expresan el odio en las redes sociales" y dijo que "los valientes perdonan y siguen trabajando por la paz". Avella ha interpretado varias canciones reivindicativas, como Tres Mujeres, una celebración del esfuerzo para hacer llegar los libros y la cultura a todo el mundo de "tres mujeres guerreras que luchan con arte, fe y resistencia". La activista ha agradecido la oportunidad de hablar a los jóvenes estudiantes de derechos humanos en "una conferencia que desgraciadamente no se hace en Colombia".

La abogada Wafae Charaf, de la Asociación Marroquí de Derechos Humanos y activista del Movimiento 20 de Febrero, que plantea reformas políticas y constitucionales en Marruecos, ha sufrido la represión del Gobierno.

Charaf explicó que su compromiso le ha llevado a pasar por un secuestro, un psiquiátrico donde la querían hacer pasar por loca y dos años de encarcelamiento, pero que todo ello sólo le ha dado más fuerzas, porque ha sentido el apoyo de personas de todo el mundo. "Viva la solidaridad internacional y viva el futuro!", dijo, señalando a los jóvenes que "ustedes son el futuro".

La brasileña Valdênia Paulino, que lucha contra la pobreza, la exclusión social y la represión policial en los barrios más marginales de Brasil. Paulino ha hablado de las injusticias del "sistema neoliberal y capitalista donde unos pocos tienen mucho y muchos no tienen nada" y ha asegurado que "hay una pasividad" ante las desigualdades "que tenemos que gestionar".

Aisha Altubuly, defensora de los derechos de las mujeres en Libia desde la organización Together We Build, para la transición democrática en este país norteafricano, ha explicado que es activista de los de los 14 años y que, al principio, "no tenía experiencia sobre política o derechos humanos, sólo quería contribuir". Poco a poco, fue aprendiendo con la ONG donde colaboraba y ahora tiene claro que "el activismo no tiene edad, todo el mundo puede participar".

Entre las intervenciones de las cuatro mujeres también ha habido la actuación del grupo activista de rap Malamara, con temas como Vivir para Trabajar o trabajar para vivir y El poder de la palabra.

Además de la presentación a los estudiantes, en Esplugues se podrán ver hasta el 27 de octubre en la Biblioteca Pare Miquel dos exposiciones Índia, habitatge i dignitat de la Fundación Vicente Ferrer, y la muestra de fotografías Paraules Descalces. Dones fent Pau, del fotógrafo Dani Lagarto Fernández, organizada por el Instituto Catalán Internacional para la Paz. El jueves 19, el autor hará una visita guiada.

La iniciativa es un impulso de 15 municipios catalanes, entre los que se cuenta Esplugues, y el Fondo Catalán de Cooperación al Desarrollo, la Comisión Catalana de Ayuda al Refugiado, el Instituto de Derechos Humanos de Cataluña y el Instituto Catalán Internacional para la Paz.

Galería del imágenes del acto:

Ciutats Defensores dels Drets Humans 2017

© AJUNTAMENT D'ESPLUGUES DE LLOBREGAT
Plaça Santa Magdalena, 5-6 - CP 08950 | NIF P0807600B | Telèfon: 93 371 33 50 | Fax 93 372 29 10 | ajuntament@esplugues.cat