Ves al contingut. | Salta a la navegació

Seccions

Instalados diez desfibriladores en el espacio público

23 de diciembre de 2016

Con el objetivo de velar por la salud de la ciudadanía en casos de emergencia, el Ayuntamiento de Esplugues ha instalado durante esta semana desfibriladores externos automáticos (DEA) en diez puntos estratégicos de la ciudad y en dos coches patrulla de la Policía Local, que se suman a los dos que ya existían en los complejos deportivos municipales de La Plana y Les Moreres.

Los DEA permiten poder hacer frente a paros cardiacos de forma inminente. Para utilizar estos instrumentos no hace falta tener ningún título ya que el proceso de funcionamiento está muy bien explicado en las instrucciones. Cada DEA está conectado con el 112 y cuando se hace uso del aparato se contacta con el servicio de emergencias automáticamente.

Los diez puntos donde se han instalado esta semana los desfibriladores son los siguientes:

• Plaza Santa Magdalena
• Casa de Cultura Robert Brillas
• Biblioteca Pare Miquel de Esplugues
• Mercado Municipal de La Plana (rambla del Carme)
• Plaza Catalunya (c. Alegria esquina con Sebastià Irla)
• Campo Municipal de Fútbol Salt del Pi (c. Severo Ochoa)
• Campo de Fútbol Molí (c. Molí)
• Edificio Cadí (rambla Verge de la Mercè)
• Delante de la Escuela Folch i Torres
• Calle Anselm Clavé.

Cómo actuar ante una parada respiratoria:

- Acercarse a la víctima y comprobar si está consciente y si respira. Una buena manera es hablarle para ver si reacciona y acercar la cara a su boca para determinar si respira.
- Pedir ayuda a las personas que hay cerca y llamar al teléfono de emergencias: 112. Es recomendable realizar esta acción mientras ya se va a buscar el desfibrilador más cercano. Si alguien nos está ayudando, lo mejor es que cada uno haga algo.
- Hay 4 minutos de margen para actuar una vez la persona ha tenido la parada cardiaca.
- Una vez estamos ante el desfibrilador, se debe abrir la caja con decisión, cogerlo y correr para llevarlo hasta donde está la víctima.
- En caso de que no se haya podido llamar a emergencias, nos podemos comunicar desde la misma columna del DEA.
- Una vez estamos en el lugar de los hechos, tenemos que abrir la tapa del aparato y escuchar y seguir las instrucciones que nos da la locución.
- El primer paso es descubrir el pecho de la víctima.
- Después, hay que tomar los parches (electrodos), despegarlos y colocarlos sobre el torso del afectado. Uno, el que se prefiera, se pondrá en la parte derecha, sobre el pecho (por encima del pezón). El otro a la izquierda, por debajo del pecho, en la zona de las costillas.
- Cuando el aparato nos lo indique, debemos apartar de la víctima para que el DEA dé la descarga eléctrica.
- Si la persona recupera la conciencia, sólo nos queda esperar a los servicios médicos. Si no es así, el DEA sigue monitorizando al paciente y indicándonos los pasos a seguir (continuando las maniobras de reanimación cardiopulmonar). El aparato determina si son necesarias nuevas descargas y, si es así, las va administrando, siempre con previo aviso. Las personas que tengan nociones pueden hacer masaje cardiorespiratorio entre una y otra descarga.
- El último paso es esperar la llegada de la asistencia médica y explicarles la situación. Ellos se llevarán el DEA ya que contiene información de las constantes del paciente. El proveedor del servicio repondrá el aparato en menos de 24 horas ya que habrá recibido una alerta indicándole qué DEA se ha utilizado.

© AJUNTAMENT D'ESPLUGUES DE LLOBREGAT
Plaça Santa Magdalena, 5-6 - CP 08950 | NIF P0807600B | Telèfon: 93 371 33 50 | Fax 93 372 29 10 | ajuntament@esplugues.cat