Ves al contingut. | Salta a la navegació

Seccions

Los ayuntamientos de la B23 y la AMB acuerdan con la Generalitat crear una mesa de trabajo para la transformación de la autopista en una vía urbana

El primer paso será pedir el traspaso de este tramo de la B-23 al Estado acompañado de los recursos económicos necesarios para su mantenimiento y la realización de los proyectos pendientes, como el carril BUS VAO. El proyecto quiere eliminar el impacto de la autopista.

10 de mayo del 2017

El alcalde de Sant Joan Despí y vicepresidente de Transporte y Movilidad del Área Metropolitana de Barcelona (AMB), Antoni Poveda; la alcaldesa de Esplugues, Pilar Díaz, y el alcalde de Sant Just Desvern, Josep Perpinyà, han explicado esta mañana al consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, Josep Rull, el proyecto de transformación del tramo final de la autopista B23 en una vía urbana de 5 kilómetros desde Sant Joan Despí hasta la Diagonal de Barcelona.

Generalitat, ayuntamientos y AMB han acordado crear una mesa de trabajo conjunta para empezar a trabajar y, paralelamente, pedir al Estado el traspaso de la titularidad de esta vía, con los recursos necesarios para su mantenimiento y para empezar a ejecutar proyectos pendientes, como la creación del carril BUS VAO, para el transporte público y vehículos de alta ocupación (valorado en 15 millones de euros), que iría acompañado de otras iniciativas para promover los desplazamientos sostenibles en la entrada de Barcelona (aparcamientos conectados con el transporte público -park and ride- o carriles para bicicletas).

La alta densidad de tráfico y el colapso diario que registra esta vía de acceso a Barcelona desde estas poblaciones del Baix Llobregat requiere una transformación integral para lograr una movilidad más sostenible que priorice el transporte público, reduciendo la contaminación y promoviendo un desarrollo urbanístico que vertebre el territorio, liberando a los municipios de la actual barrera que representa la B23.

En Esplugues, el proyecto prevé soterrar 700 metros de la B-23 y construir encima un parque de conexión entre barrios. De esta manera, se eliminarán barreras entre los barrios de montaña, El Centre y El Gall. "Es un proyecto ambicioso y necesario para vertebrar y hacer permeables el territorio de los municipios, para que los ciudadanos puedan ir caminando de un barrio a otro o llegar a un equipamiento tan importante como el Hospital Moisès Broggi", ha señalado la alcaldesa de Esplugues, Pilar Díaz.

Josep Rull, consejero de Territorio y Sostenibilidad de la Generalitat, ha calificado de ejemplo de "gobernanza compartida" este proyecto metropolitano que debe convertir la B23 "en una vía multifuncional que derive la movilidad privada hacia el transporte público" y añadió que, una vez concretado el traspaso, "tendremos que establecer las diferentes fases de ejecución".

Para Antoni Poveda, alcalde de Sant Joan Despí y vicepresidente de Transporte y Movilidad de la AMB, "hay que empezar a trabajar ya en estos proyectos para concretar cuando sea efectivo el traspaso de la autopista que -añadió- debe venir acompañado de los recursos necesarios para el mantenimiento de la vía durante 10 años y para hacer realidad los proyectos previstos, como el carril BUS VAO". Poveda, ha comentado también la necesidad de empezar igualmente a avanzar en otros proyectos para mejorar la movilidad y favorecer el trasporte público "como un park and ride con lanzadera de autobuses o carriles para bicicletas".

Josep Perpinyà, alcalde de Sant Just Desvern, por su parte, considera que se trata "de devolver los espacios a la ciudadanía" y que "después de muchos años, ahora tenemos una primera hoja de ruta".

Poveda, Perpiñán y Díaz ya tuvieron una primera reunión, el pasado mes de diciembre, con el Secretario de Estado de Infraestructuras, Julio Gómez-Pomar, a quien plantearon el traspaso de la titularidad de esta vía.

© AJUNTAMENT D'ESPLUGUES DE LLOBREGAT
Plaça Santa Magdalena, 5-6 - CP 08950 | NIF P0807600B | Telèfon: 93 371 33 50 | Fax 93 372 29 10 | ajuntament@esplugues.cat