Ves al contingut. | Salta a la navegació

Seccions

8 de marzo: Paro de Mujeres

8 de marzo de 2017

Si más del 50% de la población está formada por mujeres, ¿qué pasaría si éstas detuvieran su actividad? Partiendo de esta premisa, surgió una iniciativa internacional para visibilizar el poder de las mujeres. La acción se hace hoy, coincidiendo con el Día Internacional de las Mujeres, en unos 50 países de todo el mundo. El Ayuntamiento de Esplugues invitó a las espluguenses a sumarse a la jornada reivindicativa y, más concretamente, a unirse a la convocatoria de paro que se ha hecho entre las 12 y las 12.30 horas.

Numerosas mujeres han acudido a la convocatoria, en la que había mesas para que las participantes dejaran sus utensilios laborales y escenificaran su parada: planchas, limpiacristales, ordenadores, archivadores... Junto a éstos, mensajes como los siguientes: "Más del 70% de trabajos a tiempo parcial están ocupados por mujeres" o "Las mujeres de nuestro país cobran un 26% menos que los hombres".

A las 12 horas, la alcaldesa ha hecho lectura del siguiente manifiesto:

"Hoy, en el marco del 8 de marzo de 2017, necesitamos de nuevo reivindicar la necesidad de ser visibles, recordar que las mujeres somos la mitad de la población, que hemos sido y somos agentes activas en la construcción de la sociedad, el impulso de la economía y la innovación social, y que si perdemos este potencial estamos perdiendo la mitad de las oportunidades del mundo, evocando a la abogada y feminista iraní Shirin Ebadi.

En el origen de la conmemoración del 8 de marzo, como Día Internacional de las Mujeres, destacan varios eventos importantes como la huelga de las obreras textiles norteamericanas de 1857, el incendio de la fábrica Cotton de Nueva York o la de Triangle Shirtwaist Company, también de Nueva York, el día 25 de marzo de 1911, -industria textil donde trabajaban 500 personas, en su gran mayoría mujeres inmigrantes jóvenes.

Esta fecha es un símbolo para las mujeres de los cinco continentes. La celebración no se basa en un único hecho ni tampoco ha tenido siempre el mismo sentido. La historia cambia, es dinámica, y el sentido de los símbolos y significados también, pero la reivindicación de mejores condiciones de trabajo y de vida, de derechos sociales y políticos, son algunos de los temas que por desgracia en este siglo XXI seguimos reivindicando.

A fecha de hoy todavía seguimos viendo que las mujeres de nuestro país cobran un 26% menos que los hombres, según estudios recientes; ocupan la mayoría de los contratos a tiempo parcial y dedican el triple de horas que los hombres a las tareas no remuneradas del hogar. De hecho, un estudio reciente de la Cámara de Comercio de Barcelona concluye que el PIB catalán se incrementaría un 23,4% si se tuviera en cuenta el trabajo doméstico y de cuidado.

Desde el mundo municipal llevamos más de 25 años trabajando para hacer efectivas políticas que nos ayuden a recuperar el legado de todas ellas, y para asegurar un presente y un futuro más justo y más equitativo. Un trabajo que se dota de marco legal general, con la aprobación de la Ley de igualdad efectiva de mujeres y hombres (Ley 17/2015).

Son muchos los avances que hemos conseguido pero es mucho todavía el campo que hay que recorrer en favor de la igualdad efectiva y real entre mujeres y hombres. Por ello, queremos recordar que, para acabar definitivamente con estas discriminaciones, es necesario que las mujeres estén presentes en todos los espacios de decisión. Sin esta presencia, todas las políticas de igualdad serán parciales e insuficientes. La plena participación de las mujeres en condiciones de igualdad en todas las esferas de la sociedad, incluida la participación en los procesos de adopción de decisiones y el acceso al poder. Las mujeres son las que desarrollan un trabajo invisibilizado doméstico y tienen un papel devaluado en el mercado laboral y esto se tiene que acabar. No se puede progresar en nuestra sociedad si no rompemos con estos roles. Es tarea de todos, de mujeres y de hombres, de la sociedad. Es trabajo de educar o reeducar en valores de igualdad de género a nuestros niños. Es establecer como un objetivo fundamental de nuestra sociedad el logro pleno y real de la división del trabajo, en todas sus vertientes, equitativa. Es fundamental para la consecución de la igualdad efectiva entre mujeres y hombres.

Por ello, hay todavía un paso adelante para que las políticas de las mujeres adquieran la centralidad necesaria dentro de nuestros ayuntamientos para poder incidir proactivamente sobre las causas de las desigualdades y no sólo haciendo frente a sus consecuencias.

Hoy, en el marco del 8 de marzo, reforzamos la apuesta del mundo local para la igualdad efectiva, bajo el rastro del papel histórico y pionero de los grupos feministas para que podamos tirar del mismo hilo para tejer un horizonte común donde la diversidad y la sororidad (que significa la fraternidad entre mujeres) sean un reclamo contra las desigualdades y el patriarcado. Y este camino debemos hacerlo juntos mujeres y hombres, en la misma dirección, sabiendo que una sociedad no es completa si no reconoce ni reparte la riqueza, simbólica y material, con la otra mitad, en todas las esferas de la
vida."

© AJUNTAMENT D'ESPLUGUES DE LLOBREGAT
Plaça Santa Magdalena, 5-6 - CP 08950 | NIF P0807600B | Telèfon: 93 371 33 50 | Fax 93 372 29 10 | ajuntament@esplugues.cat