Ves al contingut. | Salta a la navegació

Seccions

Comienzan las obras del carril para bicis y peatones que conectará Esplugues con Barcelona

La conexión, que está previsto que se termine en mayo de 2017, supera la barrera del nudo viario de la Ronda de Dalt y la autopista B-23

22 de julio de 2016

Este 21 de julio se han iniciado las obras del carril para bicis y peatones que unirá Esplugues con Barcelona a través de la Diagonal, una intervención proyectada por el Área Metropolitana de Barcelona (AMB), de acuerdo con los dos ayuntamientos.

El camino, de 880 metros de longitud, con espacios diferenciados para peatones y para bicicletas, partirá del carril bici existente en la avenida Països Catalans de Esplugues. Desde allí pasará por un túnel debajo de los diferentes enlaces que hay entre la ronda y la autopista B-23, por encima del ramal de enlace entre la B-23 y la misma Ronda de Dalt y, ya en Barcelona, por debajo de la Ronda de Dalt, hasta incorporarse al carril bici que comienza en la Diagonal a la altura del parque Cervantes de Barcelona.

En un futuro, esta intervención ayudará a conectar de manera ininterrumpida y por vías ciclables los ámbitos del Llobregat y del Besòs, atravesando la ciudad de Barcelona.

Primeras actuaciones

Según informó AMB, una vez se hizo el replanteo de la obra durante la semana pasada, estos últimos días se ha llevado a cabo la señalización vial provisional necesaria para garantizar la seguridad tanto de los trabajadores como de los usuarios de la B-23, dada su proximidad.

A partir de hoy, los primeros trabajos se corresponden con el desplazamiento del lateral de la B-23 y la configuración definitiva del cruce entre la avenida de Joan Esteva Fontanet y la avenida Països Catalans. Ambas actuaciones, en Esplugues, contemplan derribos, ejecución de servicios y pavimentación, y está previsto que se alarguen hasta mediados de agosto.

Paralelamente, a finales de julio se iniciarán los trabajos de desbroce y excavación en el ámbito de Barcelona; se comenzará así a trazar el futuro camino, partiendo de la zona del nudo viario hasta la zona del parque de Cervantes.

A partir de aquí, las tareas para construir el camino serán siempre las mismas: una vez hecha la desbroce y la excavación, se levanta el muro de gaviones, se llena de tierra el camino propiamente dicho y se pavimenta la superficie. Finalmente, se colocarán las barandillas, el mobiliario urbano y las instalaciones pertinentes.

Por otra parte, a mediados de septiembre está previsto colocar la pasarela prefabricada sobre el ramal de conexión entre el lateral de la B-23 y la Ronda de Dalt.

Diez meses de obras

Las obras, proyectadas por el estudio de arquitectos Batlle i Roig, tienen una duración estimada de diez meses y está previsto que finalicen en mayo de 2017. La AMB adjudicó definitivamente la obra el pasado 10 de mayo en el empresa mejor calificada en el concurso, que fue Romero Gamero, S.A. (ROGASA). El proyecto fue adjudicado por un importe total de 1.035.600 euros (IVA incluido).

Desconexión entre el Baix Llobregat y Barcelona

El gran nudo viario de la Ronda de Dalt, ideado para facilitar la entrada y salida rápida de vehículos motorizados en Barcelona, ​​ha dificultado hasta ahora la conexión de la ciudad con el territorio del Baix Llobregat a pie o en bicicleta. Es por ello que el nuevo tramo de carril bici se integrará en el talud existente en el margen de la calzada. Igualmente, el proyecto se hará con un sistema de construcción poco agresivo, por lo que la vía quede bien integrada al tiempo ofrezca todas las garantías de seguridad, según AMB.

© AJUNTAMENT D'ESPLUGUES DE LLOBREGAT
Plaça Santa Magdalena, 5-6 - CP 08950 | NIF P0807600B | Telèfon: 93 371 33 50 | Fax 93 372 29 10 | ajuntament@esplugues.cat